La fotografía cambió mi vida hace unos años, con el nacimiento de mi primer hijo empece a especializarme en la fotografía infantil, y pasado un tiempo ya no pensaba en otra cosa que no fuera abrir mi propio estudio y poder fotografiar los momentos mas especiales de las familias que por allí pasarían.

Después de muchas formaciones, vi la oportunidad y dejé todo para poder realizar lo que se había convertido en un sueño. 

Me encanta conoceros, saber vuestras experiencias y sentimientos acerca de la creación de una familia. De cada una de las familias que pasa por el estudio me quedo con un aprendizaje nuevo. 

Y a día de hoy aquí estoy, intentando ofreceros lo mejor de mi para que tengais unos recuerdos preciosos de cada etapa de vuestros peques y no tan peques. 

Gracias a todos lo que confiais en mi.